8 de enero de 2016

►[REVIEW] Los Dioses Mienten



Realmente he tenido un cúmulo de sentimientos encontrados en cuanto a este manga. Cada vez que voy a leer algún nuevo título me guío por la portada y por el título de este. Siempre he tenido la certeza que, si me atraen a primera vista, me gustarán al final.

Kaori Ozaki es quien ha conseguido captar mi atención esta vez con el manga "Los dioses mienten". Tenía la curiosidad extrema del por qué hace referencia a ese título. Viendo la portada, y viendo a la chica la cual es protagonista, a primera instancia supuse que se trataría de algo espacio-tiempo (sí, no bromeo). Pensaba que ella era alguna princesa que venía del pasado y que se escondía de un fatídico final peeero no, no fue tal que así. Ojalá lo hubiese sido.


Natsuru es un chico bastante atractivo pero poco popular entre las chicas después de venirse a una nueva escuela y rechazar a la mas popular de todas. En el otro extremo, Suzumura, una joven alta y un tanto extraña en su forma de ser. La historia transcurre en el verano, cuando ambos tenían 11 años y Natsuru huye de su casa por no querer ir a un campeonato de fútbol (pese a que su ambición es ser jugador profesional). 

Me gustó el hecho de como manejaron la historia al principio.Intentando no caer en los tópicos habituales de una historia "amorosa" y de "vida cotidiana". Su madre, mangaka y algo peculiar en su forma de ser, y él, un chico comprensivo para lo que debería ser a su edad. Por diversas causas ambos acaban teniendo una amistad muy cercana y se acoge en la casa de Suzumura, creando lazos mas fuertes y, en muchas escenas pareciendo un matrimonio.

Es ahí lo que me echa un poco para atrás: la sensación de que dos chicos de 11 años puedan dar la impresión de un matrimonio maduro y muy responsable. Quizás me resulte un poco inverosímil pero, los argumentos están bien sólidos y te hacen aceptarlo.


Sin embargo, sigue siendo un poco difícil de aceptar para aquellas personas ya algo adultas por lo que destinaría esto a lectores bastante jóvenes con un perfil de preferencia por las historias de amor "sin importar el qué dirán". 

He de admitir que hay un giro en la historia el cual me dejó sin palabras, en donde te hace volver a engancharte y ver como se irá desenvolviendo. Tristemente, ha ocurrido lo mismo que ocurren en muchas novelas: lo importante que ha de desarrollarse queda plasmado de forma rápida y "barata" en dos páginas, dejando al lector totalmente desconcertado y perdido, sin atar ningún cabo y sin entender absolutamente nada. Esto es casualmente lo que me pasó. Las cosas mas irrelevantes tomaron mucho desarrollo en la historia, de manera lineal, casi y algo monótono (añadiendo dos o tres apariciones cómicas para no dormir al lector). No obstante, lo mas importante, lo que debería tener un buen desarrollo para hacer entender el problema, el entorno en el que se desarrolla, el por qué, queda sin explicar.


Este fallo es algo muy grave, el hecho de estar 200 paginas leyendo para encontrarte con un muro en donde no se puede avanzar mas.

El apartado gráfico es muy fresco, muy vistoso, el titulo también,  y la historia en sí, el problema es su desarrollo y manera de plantearlo el que me hace no recomendar del todo esta obra.


No hay comentarios: